Publicado: 28 de Marzo de 2017

En esta entrada queremos hacer referencia a una cuestión importante en materia de accidentes de circulación y de la que no todo el mundo tiene conocimiento, ya que forma parte de la letra pequeña de las condiciones del seguro, como es el derecho que tiene todo asegurado a la libre designa de abogado de su confianza cuyos honorarios serán devueltos por su propia compañía de seguros en virtud de una cobertura de libre designa de abogados.

Por tanto, la víctima no está obligada a aceptar los servicios del abogado de la compañía, sino que tiene derecho a la libre elección de profesionales externos, reconocido en el artículo 76d) de la Ley de Contrato de Seguro: El asegurado tendrá derecho a elegir libremente el Procurador y Abogado que hayan de representarle y defenderle en cualquier clase de procedimiento.

Se trata, por tanto, de un derecho reconocido por la ley, y al que no pueden oponerse las aseguradoras, a pesar de las numerosas trabas que más de una le pone a este derecho.

Al igual que los demás derechos, no es absoluto, presentando ciertos límites: nuestro seguro no cubrirá los honorarios del abogado que contratemos en aquellas reclamaciones judiciales que tengan pocas posibilidades de prosperar (como sería el caso de un siniestro culpable) salvo que inesperadamente obtengamos una sentencia favorable a nuestros intereses.

Todas las pólizas de seguros permiten la libre designa de abogado al tomador, al propietario del vehículo y al conductor asegurado con la siguiente excepción: aquellos conductores no declarados en póliza y que tienen menos de veinticinco años y/o menos de dos años de antigüedad de carnet de conducir.

No obstante, respecto de los ocupantes del vehículo se hace preciso distinguir dos situaciones: si la culpa es del conductor del coche en el que viajan no tendrán derecho a devolución de honorarios, pero si la culpa es de otro conductor, su derecho a reembolso por libre designa de abogado dependerá de la aseguradora. Hay aseguradoras que sí cubren a los ocupantes y otras que no, no faltando las  que sólo cubren a los ocupantes que mantengan lazos familiares con el asegurado hasta el tercer grado.

Cada compañía de seguros fija un límite máximo de devolución de minuta de letrado, que con carácter general podría situarse en 1.500€. Si bien hemos de dejar indicado que dichos importes máximos de reintegro de minuta de honorarios lo son por póliza y siniestro, y no por lesionado.

El procedimiento a seguir para tener derecho a la libre designa de abogado es muy sencillo, siendo el abogado elegido para la reclamación de indemnización el que se encargue de la gestión, que resumidamente consistiría en remitir una carta -certificada con acuse de recibo- a nuestra aseguradora en la que nos limitaremos a indicar que hemos designado a un determinado letrado con su correspondiente número de colegiado, autorizándolo para que se haga cargo de la reclamación de daños personales derivados del accidente en cuestión.

Es aconsejable dejar claro que hemos contratado al abogado para que reclame por las lesiones, y no por los daños del vehículo. Si no se circunscribe la libre designa de abogado a los daños personales, algunas aseguradoras directamente dejarán de aplicar los convenios de daños materiales y podemos tardar más tiempo del deseable en cobrar por los mismos.

A su vez sería conveniente retrasar la notificación de la designa hasta que el cliente confirme que ya ha recibido el alta de rehabilitación para evitar que determinadas aseguradoras suspendan la rehabilitación médica de sus asegurados cuando reciben una libre designa de abogado.

Efectuada la designa, nuestro abogado se pondrá en contacto con el tramitador del siniestro de la compañía contraria efectuando la reclamación, para la cual se tendrán en cuenta diferentes criterios como los días perjuicio básico o de perjuicio personal moderado, y otros gastos como los de desplazamiento  que hayamos tenido que hacer a consecuencia de las lesiones sufridas.

Una vez que hayamos firmado el finiquito de conformidad con la propuesta de indemnización remitida por la compañía contraria, lo normal es que el abogado de libre elección prepare una minuta de honorarios por las gestiones efectuadas y la remita a nuestra compañía de seguros, la cual procederá a abonar  en nuestra cuenta dicha cuantía para que podamos efectuar el pago a nuestro abogado. Si bien, en otros casos, se abonan por el cliente al abogado los honorarios, tras lo cual, los mismos le serán reembolsados por su entidad aseguradora.


LLAMANOS